Ir al contenido principal

Si estamos en pareja y no queremos que ningun detalle arruine el idilio, aquí te dejamos 6 frases que deberas evitar para mantener a una mujer en calma.

girls

Espero que te sean útiles. Cuéntanos tu experiencia.

-Cuanto mas te demoras?

Decir así es como atentar contra la naturaleza de una mujer, que necesita ser creativa mientras se prepara para salir – ella no sabe cuanto se va a demorar.

-Mi mama no corta la papa con pedazos tan grandes.

El hecho es de que la mama de ella si lo hace y la abuelita de ella también!! Así que estas en peligro de que te proponen mejor ir a comer donde tu mama para que estés satisfecho.

-Cuantos hombres has tenido?

No pensaras en serio que la respuesta puede agradarte! Si dice – uno o dos, vas a sospechar que te miente y vas a sufrir por ello, si dice la verdad – vas a sufrir aun mas…No será mejor evitar este tipo de pregunta y esperar lo que ella cree conveniente contarte?

-Por que no vamos a dormir?

Una frase inadmisible después de hacer el amor. A diferencia del sexo masculino, la cabeza de una mujer se despeja con frescura y aspira a escuchar las frases románticas por las siguientes por lo menos 30 minutos. Ella quisiera saber que pensaste cuando la encontraste por primera vez, que pensaste más después y que estas pensando ahora acerca de ella y la relación de ustedes dos. Además, lo que vas a pensar mañana, así que no tienes otra salida que contarlo y en caso peor, que ya no aguantas el sueño, puedes murmurar algo con ternura, si es ilegible – no importa.

-No te pongas brava! Tienes tus días críticos?

Esto puede solo agravar la situación, es mejor demostrar la compasión y simpatía, como lo haría otra mujer por su amiga, para brindarle el apoyo y comprensión que busca.

-Qué te pusiste?

Cualquier cosa – ella se siente bien en lo que se ha puesto, le gusta la nueva sensación de liviandad al cambiar el estilo y quisiera que tu también lo aprecies.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ser deprimida y que nadie lo entienda

¿Recuerdas aquella vez en la que te sentiste culpable por algo que sabías que podías haber evitado? O ¿aquella vez que te sentiste super impotente porque no pudiste hacer lo que querías o debías? ¿Recuerdas la vez que tenías muchas ganas de llorar sin razón alguna? ¿Que te sentías por los suelos sin ganas de hacer nada? Y ¿esa vez en la que te sentiste solo y perdido?… ¿Alguna vez lo has sentido todo al mismo tiempo? Pues yo si. A eso se le llama depresión; La depresión es el dolor intensificado 12 veces. El sentimiento de culpa constante, a pesar de tu no tener nada que ver con los hechos y estar consciente de ello. Es la impotencia de no poder hacer nada y de no poder ignorar las cosas que te hacen sentir mal… Es no poder ignorar o hacer resbalar las pequeñas tonterías, sino al contrario, absorberlas como una esponja a pesar de no querer hacerlo. La depresión es no tener el animo de hacer cosas por placer o gusto. De no poder disfrutar las cosas y momentos como deberías. Es la nece…

Se necesita ...

Se necesita mucho valor para amar a las mujeres marcadas por el pasado. Aquellas de carácter fuerte pero de corazón bueno. Aquellas que se han levantado más fuertes después de una aparente irreversible caída. O varias. Aquellas que a través del sufrimiento, saben el verdadero valor de la vida y están dispuestas a dar la suya por una buena causa. Se necesita mucho amor para curar las heridas, las desilusiones, las equivocaciones, pero sobre todo, se necesita ser inteligente. Muy inteligente. Porque ellas son tan maduras, tan experimentadas, tan honestas, tan claras que ya no creen en lo que sienten sino... ((( En lo que estés dispuesto a hacer tú por ellas.)))

He vuelto

He vuelto con el ánimo de recuperar las riendas de mi vida, aunque mi vida actualmente se haya puesto "cuesta arriba". No es el momento de escribir un post sobre lo vivido, sino de afrontar el ahora con toda la fortaleza que me sea posible.  Hay decisiones que para bien o para mal cambian nuestra vida, pero es mucho peor no tomar decisiones precisamente por miedo a que nos cambien la vida.  No ha sido nada fácil dejar atrás un proyecto común, un sueño incumplido en un intento fallido de encontrar la felicidad.  Quise buscar mi mitad sin ser consciente de que soy un todo. Ese ha sido mi gran error, creer o pensar, que no podía estar sola, que necesitaba a alguien que me sostuviera. Sentirme incapaz de afrontar mi vida como un ser individual. Estar perdida por no darme mi tiempo para encontrarme. Ahora he aprendido que ningún puzzle estará completo si le falta una sola pieza.  Que no debo poner en manos de nadie mi propia felicidad.  Que no se gana ninguna batalla si te rindes sin lu…