Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

El tiempo atras

Mi semana no estuvo del todo bien, y hoy se empeoro, mis días grises se tornaron negros (como aquella vez. De pronto quieres echar el tiempo atrás y detener lo que hiciste mal, tratar de arreglar tu vida y empezar o seguirla como debía de ser. Hoy me encuentro aquí, con lagrimas reventando en mis ojos, tratando de encontrar una solución a mi tristeza, y sigo sin encontrarla pese al tiempo que ha transcurrido. Quise olvidar todo e ir a ensayar mi coreografía, pero la pena no se me quitaba del corazón, los ojos escurrían lagrimas cual caño de agua; de pronto la gente podía pensar que estaba loca o que algo malo me pasaba en realidad....ESTABAN EN LO CIERTO! Cuando el dolor es mas fuerte que las ganas de querer esta bien, nada tiene solución. Comí postres, y todos los antojos para sentirme mejor, pero aun continuo mal... Estoy sentada escribiendo tratando de sacar el dolor poco a poco, pero aun siento mucho dentro de mi y no se cuando se pueda ir. No me consuela nada,porque solo yo pued…

Tres metros sobre el cielo

Qué difícil es olvidar las cosas bonitas. En algunas ocasiones, los demás no existen. Y ésta es una de esas ocasiones. No hay nunca un porqué para un recuerdo; llega de repente así, sin pedir permiso. Y nunca sabes cuando se marchará. Lo único que sabes es que lamentablemente volverá. Entre ruinas del pasado y el placer del presente.Cuando pierdes el tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchara creería que estás loc@, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que el ha colgado compruebas que lo haya hecho de verdad, entonces estás perdido. O mejor dicho, estás enamorad@, lo que, en realidad, es un poco lo mismo... Y en un instante recuerdo todo lo que no he podido decirte, todo lo que hubiera querido que supieras, la belleza de mi amor. Eso es lo que hubiera querido demostrarte. Solo con el destino de mi pasado.Y la miro. Pero no l@ encuentro. Entonces …

Corazón coraza

Lo que no se dice no es, no existe. Está en el limbo de las cosas no dichas, de las cosas pensadas. ¡Corazón coraza! No hay limbo de palabras; hay ausencia de frases calladas, sensaciones guardadas esperando su turno al olvido, luchas de un quiero y no puedo, y ocultos conformismos inconformistas para evitar heridas que duelen. ¡Ah, Corazón coraza! Me proteges y me dañas. Déjame escapar de tu coraza. No me enseñes el mar sino me dejas respirar su olor a sal, no me enseñes el sol sino dejas que sus rayos me rocen, no me enseñes la lluvia sino quieres que me toque. ¡Protégeme! pero no me encierres; deja que llore, porque si lloro será que lo que vi valió la pena. ¡Corazón, coraza! Deja que te enseñe el mundo desde fuera.