Ir al contenido principal

No te mueras con tus muertos

No te mueras con tus muertos; ¡diles tu adiós esperanzado, como despides el sol en el ocaso, la luna y las estrellas en la aurora, sabiendo que a su turno y a su hora todos volverán hacia tu encuentro!
No te rebeles frente a la alegría ajena. No pretendas que todos se mueran con tus muertos; que cada uno lleva su peso con llorar los suyos.
Y es mejor para ti que te contagien su alegría y sus ganas de vivir y no se hundan contigo en el pozo de tu pena.
No te mueras con tus muertos, ¡llévalos vivos con tu amor y vive con ellos en tus recuerdos!
¡Triste sería y penoso que tu te dejaras morir, y ellos siguieran viviendo!
Mientras esperan que tus muertos regresen como si no hubieran muerto les impides volver de otra manera a ocupar un lugar en tu corazón y en tu recuerdo.
Es una ley de la vida: no se goza al despertar de la aurora
Sin pasar por la muerte del ocaso.
Andando tu camino…
Tus muertos se van por una puerta que tu no puedes trasponer ¡ahora!
Porque se cerró tras ellos.
¡no los esperes ahí!
Despídelos para que puedas correr y espéralos llegar por otra puerta, al final de tu duelo.
¡Acepta la muerte y punto!
¡Deja de culparte! Que si hubiera hecho… que si hubiera dicho… que si hubiera sabido… que si…
¡Todas torturas, inútiles para ellos y crueles para contigo! Además, si hubiera sido así” “si hubieras hecho eso” hoy te reprocharías por no haber hecho lo contrario.
¡Acepta la muerte y punto!
Yo soy la resurrección de la vida….
Si eres de la fe cristiana, te interesa escuchar la palabra del maestro para iluminar tu duelo:
Dijo Jesús de Nazaret:
“Yo soy la resurrección de la vida.
El que crea en mi aunque muera vivirá” Jn 11,25
Para despedir a un muerto
Te amé y te amo,
Por eso tu partida me hace sentir tu ausencia y te recuerdo don dolor y pena
Acepto tu derecho da partir a tu hora y sin mi consentimiento.
Acepto mi dolor al extrañarte y este enojo inexplicable, porque al partir me abandonaste.
Te extraño y me parece imposible poder vivir sin tu presencia, porque te amé
Llegué a necesitarte,
Y ahora quiera aprender a amarte sin necesitar tenerte a mi lado;
Quiero que mi amor no muera, sino que madure y crezca, y aunque sienta que te necesito sé que no te necesito porque mi vida tiene su autonomía y su propia consistencia tan claramente como se que viví antes de conocerte y que podré vivir cuando ya no te tengo.
Si decidiste partir aquí estoy para despedirte: Nada ganaría con empecinarme en no creer que te fuiste.
Me siento con derecho y con obligación de seguir mi vida.
No quiero morir contigo porque tu no ganarías nada, y no te mostraría con eso el amor que te he tenido sino cuánto te he necesitado.
Hoy te lloro triste y apenado, angustiado y deprimido, y me lo permito así porque así lo siento, pero y aunque cueste decírtelo, se que mañana, muy pronto, volveré a vivir el gozo de la vida llevando conmigo tu recuerdo y también tu compañía…
Mientras te digo todo esto, me parece imposible que te hayas ido y busco inútilmente explicaciones.
Mejor, acepto la realidad y te despido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ser deprimida y que nadie lo entienda

¿Recuerdas aquella vez en la que te sentiste culpable por algo que sabías que podías haber evitado? O ¿aquella vez que te sentiste super impotente porque no pudiste hacer lo que querías o debías? ¿Recuerdas la vez que tenías muchas ganas de llorar sin razón alguna? ¿Que te sentías por los suelos sin ganas de hacer nada? Y ¿esa vez en la que te sentiste solo y perdido?… ¿Alguna vez lo has sentido todo al mismo tiempo? Pues yo si. A eso se le llama depresión; La depresión es el dolor intensificado 12 veces. El sentimiento de culpa constante, a pesar de tu no tener nada que ver con los hechos y estar consciente de ello. Es la impotencia de no poder hacer nada y de no poder ignorar las cosas que te hacen sentir mal… Es no poder ignorar o hacer resbalar las pequeñas tonterías, sino al contrario, absorberlas como una esponja a pesar de no querer hacerlo. La depresión es no tener el animo de hacer cosas por placer o gusto. De no poder disfrutar las cosas y momentos como deberías. Es la nece…

Se necesita ...

Se necesita mucho valor para amar a las mujeres marcadas por el pasado. Aquellas de carácter fuerte pero de corazón bueno. Aquellas que se han levantado más fuertes después de una aparente irreversible caída. O varias. Aquellas que a través del sufrimiento, saben el verdadero valor de la vida y están dispuestas a dar la suya por una buena causa. Se necesita mucho amor para curar las heridas, las desilusiones, las equivocaciones, pero sobre todo, se necesita ser inteligente. Muy inteligente. Porque ellas son tan maduras, tan experimentadas, tan honestas, tan claras que ya no creen en lo que sienten sino... ((( En lo que estés dispuesto a hacer tú por ellas.)))

He vuelto

He vuelto con el ánimo de recuperar las riendas de mi vida, aunque mi vida actualmente se haya puesto "cuesta arriba". No es el momento de escribir un post sobre lo vivido, sino de afrontar el ahora con toda la fortaleza que me sea posible.  Hay decisiones que para bien o para mal cambian nuestra vida, pero es mucho peor no tomar decisiones precisamente por miedo a que nos cambien la vida.  No ha sido nada fácil dejar atrás un proyecto común, un sueño incumplido en un intento fallido de encontrar la felicidad.  Quise buscar mi mitad sin ser consciente de que soy un todo. Ese ha sido mi gran error, creer o pensar, que no podía estar sola, que necesitaba a alguien que me sostuviera. Sentirme incapaz de afrontar mi vida como un ser individual. Estar perdida por no darme mi tiempo para encontrarme. Ahora he aprendido que ningún puzzle estará completo si le falta una sola pieza.  Que no debo poner en manos de nadie mi propia felicidad.  Que no se gana ninguna batalla si te rindes sin lu…